¿Cuál es la definición del término cantera?
16 de noviembre de 2018
CANTERA

El termino de cantera se puede referir a dos cosas, una a la explotación minera que se hace para obtener diferentes tipos de rocas como mármoles, granitos y piedras calizas, o bien, a una variedad de rocas volcánicas que se utiliza principalmente con fines decorativos. Y la segunda, en México el término “canteras” se utiliza para referirse a cierto tipo de rocas calizas que desde épocas prehispánicas eran extraídas en diferentes regiones del país para ser utilizadas en arquitectura y escultura.

Las canteras se extraen en bloques que posteriormente son sometidos a procesos especiales para poder utilizarse en la construcción y decoración. Según su composición y dependiendo de los tratamientos que reciben después de su extracción, podemos encontrar tres tipos de canteras: de alto tráfico, laminadas y decorativas.

Las canteras de alto tráfico son las que se utilizan para recubrir el suelo en espacios que tienen que soportar grandes cargas, como calles, andadores, plazas comerciales y edificios que reciben a muchos visitantes. En este grupo podemos encontrar las canteras grises duras, cafés y diamantinas que se distinguen por su excelente nivel de resistencia a la intemperie y porosidad (lo que las hace antiderrapantes y seguras).

Las canteras laminadas, como su nombre lo indica, se procesan en láminas ideales para utilizarse en fachadas, fuentes y chimeneas como recubrimientos. El tipo de rocas utilizadas para laminarse presentan un bajo nivel de porosidad y se les trata con una capa plastificada para protegerlas de la erosión y de la humedad.

Finalmente las canteras utilizadas para decoración son las de tonos rosados y las negras, y se emplean para embellecer espacios exteriores e interiores.

En la actualidad, la cantera continúa siendo uno de los materiales favoritos en construcción, esto por las propiedades físicas que presenta, que la hacen resistente a los impactos, a la abrasión y al fuego. Además es un tipo de roca antiderrapante y de alto valor estético por las tonalidades que adquiere gracias a los minerales que intervienen en su lenta formación debajo de la superficie terrestre. Las canteras, al ser materiales completamente naturales, son una alternativa ecológica en el ámbito de la construcción y por sus propiedades físicas resultan una mejor inversión que usar cualquier material sintético para pisos y muros.